lunes, 25 de noviembre de 2013

Manabí y sus playas en Ecuador

Ubicado en el centro oeste del Ecuador y bañado con las aguas del Océano Pacifico, se encuentra La ciudad de Manabí, uno de los lugares más visitados por los turistas en esta parte del mundo.

 Un tours a Manabí, le llevará a algunas de las atracciones más populares en esta parte del Ecuador. Manabí está ubicado a lo largo de la parte central del Ecuador de la Costa del Pacífico y hace que sea un destino ideal para pasar unas vacaciones con sus brillantes playas, aldeas de pescadores y animada como los atractivos turísticos del centro de Manta, que es el segundo puerto más grande y el famoso Parque Nacional Machalilla con rica vegetación y su variadas especies de flora y fauna.

Manabí

En resumen, la Ciudad de Manabí le garantizan una experiencia memorable con sus inolvidables visitas turísticas, con compras y otras cosas interesantes que hacer. Manabí, le dará la oportunidad de viajar a algunas de sus más bellas playas.
San Vicente, San Jacinto, San Clemente, Puerto Cayo, Puerto Rico, Puerto López, Crucita, Canoa, Cojimíes, Pedernales y Jaramijó, son algunas las mas recomendadas playas doradas de la provincia de Manabí.

 Estas playas se extienden a lo largo de más de 300 kilómetros de la costa de Manabí. La vegetación circundante se compone de los manglares, matorrales y bosques. Los pueblos como Puerto López y Pedernales, actúan como excelente bases para tus viajes a los lugares como el Parque Nacional Machalilla.

Un sitio que no debe perderse es el Parque Nacional Machalilla, que es también conocida por sus playas y de importancia arqueológica. Sus blancas playas vírgenes y frondosa vegetación endémica, crean un idílico entorno. Su La Isla de la Plata es el hogar de varias especies de Galápagos, que crecen en abundancia. Si usted está de viaje entre junio y octubre, tendrá lugar de ver aquí las ballenas que vienen desde la Antártida para reproducirse en la región.

Manabí playas

También puede viajar a Murciélago, la principal playa de Manta en Manabí. Murciélago dispone de un moderno malecón con un surtido de restaurantes que ofrecen especialidades culinarias locales y las bebidas más populares de la región. También es conocida como una parada para los cruceros que navegan desde el Caribe hasta América Latina, así como por sus bares y discotecas.

 Puede visitar Bahía de Caráquez, vaya para un paseo en bote a través del río Chone, las playas de Boca Briceño, el estuario del río Chone, con sus islas Corazón del Sol y Fragatas, los Museos del Banco Central y la Cámara de Cultura.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Rothenburg, Alemania una ciudad con encanto

No sorprende que Rothenburg sea una de las ciudades que componen la popular ruta romántica por Baviera. Y tampoco sorprende que este estado federado sea uno de los más queridos de Alemania, cuna de algunos de sus rincones bucólicos por excelencia. Sirvan de ejemplo Núremberg, que alberga de uno de los mercados navideños más populares del planeta, o el castillo de Neuschwanstein, que inspiró Walt Disney para diseñar el famoso castillo en el que reposa la Bella Durmiente y que hoy preside sus parques temáticos.


Rothenburg Alemania
Rothenburg ob der Tauber es una pequeña ciudad de apenas 11.000 habitantes que se alza a orillas del río Tauber. De hecho, el nombre de la localidad significa “fortaleza roja sobre el Tauber”, en alusión a la ubicación de la misma en una colina que le sirve de balcón al río. Se encuentra a tan solo 70 km de Núremberg, por lo que es una visita ideal en una ruta por la zona. Con una frase tendremos suficiente para convencer de visitarla a los espíritus más sensibles: sus callejuelas sirvieron de inspiración a Disney para crear el pueblo de Pinocho.
Rothenburg Alemania
El mayor aliciente de Rothenburg se encuentra dentro de sus más de 2 km de murallas, que se pueden recorrer en unas dos horas. Es allí donde reinan las callejuelas flanqueadas por casas típicas de Baviera. Como sucede en otras localidades de la región, el mayor aliciente de esta zona se encuentra en la Plaza del Mercado (Marktplatz).
Allí se encuentran el Ayuntamiento, a cuya torre se puede subir para contemplar la ciudad, y la Taberna de los Concejales, que alberga el reloj de la ciudad. Y tratándose de Baviera, no podía ser de otro modo. A cada hora en punto entre las once de la mañana y las tres del mediodía, así como a las nueve y a las diez de la noche, el carrusel entra en acción y  muestra una simpática danza de figuras medievales. En este caso, se escenifica la escena clave del ‘Trago Maestro’, en la que el viejo alcalde Nusch vacía una copa de más de tres litros de vino de Franconia de un solo trago. En la ventana contigua le observa sorprendido el jefe del ejército del emperador católico.
Rothenburg Alemania
Más allá de la plaza, otro rincón imperdible en Rothenburg es la callejuela Klingen, donde se alza la famosa Torre Klingen, de 30 metros de altura. Desde el siglo XVI sirve de reserva de agua para abastecer las fuentes de la ciudad. Muy cerca se encuentra elterreno antiguo del castillo, donde se eleva la torre más alta de la ciudad junto a un cuidado jardín. Es uno de los lugares más concurridos de la zona centro, y también uno de los más atractivos.
Aunque muy frecuentada por el turismo (genera especial interés entre los visitantes japoneses), Rothenburg es uno de esos pequeños regalos que Baviera tiene reservados a quienes se adentran a descubrirla. ¿Serás tú uno de ellos?

lunes, 4 de noviembre de 2013

París teñida de otoño

París otoño

La Ciudad Luz, París se tiñe de otoño e invita a disfrutar de un clima templado y las mismas propuestas de siempre, pero en temporada baja. Los viajes París no tienen una época ideal sino la que más te guste a ti, y eso es porque la ciudad, en realidad, tiene mucho para ofrecer durante todos los meses del año y sus propuestas escapan a la estacionalidad que sí tienen otros destinos de playa, por ejemplo; con agendas cargadas de eventos y festivales, muestras, exposiciones, desfiles y mucho más que hacer en la “Ciudad Luz”.

 Sin embargo, una de las estaciones favoritas de muchos viajeros asiduos que visitan París en toda época del año, suele ser el otoño. Las razones son pocas, pero contundentes: La ciudad se desembaraza de hordas de turistas inquietos que hablan decenas de lenguas diferentes y bulliciosas, el calor merma rotundamente, las calles se liberan dejando un poco de libertad para moverse, los parisinos retoman su ritmo de vida habitual, su humor habitual y las galerías, las exposiciones, los desfiles, estrenos de teatro, cine y espectáculos siguen el ritmo de un año que no termina en la temporada estival.

Si todavía necesitas razones concretas para enamorarte de París en Otoño, aquí tienes algunas bastante puntuales:
Tarifas de temporada baja permite conseguir mejores hoteles a menores precios que durante las vacaciones,
Reservar un hotel a un precio razonable es menos que un desafío,

París recibe una nueva oleada de energía ya que los locales vuelven a los negocios,

Celebraciones festivas y el follaje de otoño,

Un clima más agradable, entre templado y fresco,

Actividades al aire libre y excursiones menos agobiantes por el calor y el fuerte sol del verano pasado,

París otoño

¿Qué hacer en París en el otoño?:

 Paseo en los parques y jardines de París

Vendanges de Montmartre (Cosecha Montmartre Vino)

Explorar los muchos Museos y galerías de París

Ver lo que está pasando en el mundo del arte contemporáneo en la FIAC (Feria Internacional de Arte Contemporáneo)

 Los días más cortos significa noches más largas: por lo tanto es una invitación a explorar la vida nocturna de París

Sentarse en un acogedor café de París y beber algo mientras lees un libro

Por supuesto que todas estas ventajas de visitar París durante los meses de Otoño, también tienen su aspecto negativo y quizás, uno de los más importantes es que los días pueden no ser tan soleados como durante el verano. Incluso, en las semanas más cercanas al Invierno, los días pueden ser muy frescos y requerir un abrigo extra para los paseos por la ciudad o las excursiones.