lunes, 29 de julio de 2013

Astún, sinónimo de diversión invernal

El Pirineo Aragonés posee esta joya para recibir a los turistas y deportistas que deseen aprovechar la calidez de un lugar lleno de encanto y de buenos servicios turísticos.

El Valle de Aragón posee su gran estrella a la hora de disfrutar de la nieve y de la temporada de invierno en el continente. Astún es un destino muy buscado por la calidad de sus servicios y de sus pistas, para que cualquier estadía sea sumamente placentera.

Con pistas para todos los niveles de conocimiento en deportes de invierno y también con la mayoría de los alojamientos y servicios a pie de pista, Astún es un destino ideal para quienes deseen vivir una experiencia de nieve y diversión.

Astun

Con una cota máxima de 2.300 metros, Astún es un refugio sumamente agradable para esquiar, aprender snowboard o simplemente disfrutar de la nieve y todo lo que ella ofrece, además de los paisajes montañosos llenos de encanto y de bajas temperaturas.

La estación se encuentra preparada para recibir a los deportistas y viajeros. No es una estación demasiado antigua, de todas maneras, ya es un clásico de la nieve española cada invierno. A pie de pistas se pueden encontrar tiendas de deportes, de alquiler de equipos para esquí y snowboard; la Escuela de Esquí, con más de cien profesores calificados y el Jardín de nieve también lo podemos encontrar allí.

También se puede encontrar un importante surtido de hoteles y alojamientos de acuerdo al presupuesto y gusto de los turistas, y también una buena cantidad de restaurantes, bares y cafés, lugares ideales para disfrutar del après-ski y para divertirse en la noche.

Ya dentro de la estación de esquí de Astún se pueden encontrar bares con hermosas terrazas para tomar algo caliente mientras se descansa por la jornada agotadora de la nieve, como así también restaurantes con terrazas solarium. Estos sitios ubicados estratégicamente resultan cómodos y funcionales para descansar y luego poder seguir esquiando.


Astun

Las pistas son las grandes protagonistas de Astún. Con 54 pistas en total que pueden ir variando su apertura según el estado del tiempo, y variando su dificultad entre verdes, azules, rojas y negras; Astún posee pistas con paisajes inolvidables ideales para aprender o para mejorar la técnica del esquí.
Astún es sinónimo de diversión invernal, llena de servicios buscados y de gran calidad para el turista, es la estación ideal para aprender y para descubrir un lugar mágico a los pies del Pirineo Aragonés

lunes, 22 de julio de 2013

El call de Girona

Girona


El casco viejo de Girona está impregnado de un halo de misterio que nos transporta casi por arte de magia a la época medieval. En sus oscuros callejones apenas llegan los rayos de sol, por lo que son un refugio perfecto para el calor estival. Esta penumbra confiere a este paseo una atmósfera ideal para viajar en el tiempo a través de sus escaleras empinadas y laberínticos pasajes, acompañados de las viejas piedras de las fachadas y por el sonido de las campanas de las iglesias, que es lo único que rompe el silencio reinante.


Girona

En mitad de este laberinto de Girona se erige la imponente Catedral, precedida de una larga y monumental escalinata que logra el efecto de realzar aun más su impresionante fachada. Este es el único espacio abierto del barrio antiguo. Unos pasos más allá se sitúa (podríamos incluso decir que se esconde) el viejo barrio judío de la ciudad, el Call de Girona.
.
El Call (ese es el nombre que reciben los barrios hebreos en Cataluña) forma parte de la red de juderías de España y está considerado como el barrio judío medieval mejor conservado de Europa. Allí podemos encontrar el edificio donde se ubicó la última sinagoga de la ciudad, hoy reconvertido en un centro cultural, centre Bonastruc Ça Porta, donde se organizan exposiciones relacionadas con el pasado judío de Girona.

Girona


El Call de Girona se empezó a formar a partir del siglo XII, cuando las familias judías que vivían alrededor de la catedral desde el siglo IX, decidieron trasladarse a la calle de La Força para constituirse como comunidad. Llegaron a vivir una media de 800 personas, en su momento de máximo esplendor. Los judíos tenían prohibido vivir o comerciar fuera del barrio, y finalmente se les obligó a cegar las ventanas que daban a calles exteriores al Call.

El museo de historia de los judíos es una visita imprescindible para conocer los secretos de la comunidad judía. En sus salas se detallan aspectos de la vida de los judíos durante la Edad Media, haciendo especial hincapié en aspectos de la vida cotidiana y familiar en la judería, la organización interna de las comunidades, así como a las festividades y tradiciones de la población judía.
En el exterior de la misma calle se encuentra la tienda de Sefarad, una librería especializada donde también se pueden comprar objetos de regalo, recuerdos, vino casher y otros objetos de inspiración judía.

lunes, 15 de julio de 2013

Murano en Venecia, la isla de cristal

Nada nuevo se puede decir de Venecia como destino turístico universal. Los canales, las románticas góndolas, la Plaza de San Marcos, los palacios, el Puente de Rialto… Pero hay otros lugares que descubrir en la Laguna Veneciana que rodea la ciudad, como la isla de Murano.
En esta isla, una versión reducida y más tranquila de la propia Venecia, se ubican los famosos y antiguos talleres donde maestros artesanos crean las maravillas en vidrio desde la época medieval que han dado fama mundial a este lugar.


Murano Italia

Para llegar a Murano desde Venecia es preciso tomar el vaporetto. Tras una media hora de trayecto desembarcamos en una localidad donde en seguida descubriremos numerosos comercios dedicados a la venta del vidrio decorado. Por lo demás, en Murano se reproduce el mismo paisaje que en Venecia, con elegantes fachadas, viejas góndolas, y pequeños restaurantes, aunque más recudido y apacible.
La historia de Murano es curiosa: aquí fueron obligados a instalarse durante la Edad Media todos los maestros vidrieros, cuyos hornos eran los causantes de no pocos incendios que regularmente devastaban una ciudad cuyos edificios eran en gran parte de madera.

Murano Italia

Pero para acercarnos a la historia de Murano y descubrir los secretos de su principal actividad es necesario visitar el Museo del Vidrio en el que se exponen más de 4.000 piezas de todas las épocas desde vasos fenicios, cálices, espejos y cuentas de caleidoscopio hasta las creaciones más vanguardistas.
Huelga decir que no se puede abandonar Murano sin visitar alguno de los típicos talleres donde los artesanos nos explicarán el proceso de fabricación y nos permitirá admirar muchas de sus bellas creaciones. Obviamente pocos toman el vaporetto de regreso sin no adquirir alguna de estas maravillas de cristal.

lunes, 1 de julio de 2013

Los Mejores Lugares de Oporto



 Oporto

Oporto es la segunda ciudad más importante de Portugal, después de la capital Lisboa. Es una ciudad antigua que cuenta con mucho patrimonio histórico, de echo su centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la humanidad. Es uno de los mejores lugares para ir de vacaciones.

En esta preciosa ciudad hay muchos puntos de interés, aquí os resumimos unos cuantos para saber que ver en Oporto:

Catedral de la Sé de Oporto: La catedral está merecidamente declarada Monumento Nacional, por lo que es una de las visitas imprescindibles de Oporto. Está construida en la parte más alta de la ciudad y es el edificio religioso más importante de Oporto. Su construcción empezó en el siglo XII, y como tantos otros monumentos antiguos ha sufrido distintas reconstrucciones por lo que tiene una mezcla de estilos. En su mayoría es barroca, aunque tiene partes románicas y góticas. La zona del claustro está decorada con azulejos que reflejan escenas religiosas. Como detalle, en la plaza de la catedral se encuentra una columna que era utilizada para colgar a los criminales.


Iglesia y Torre de los Clérigos: Se encuentra en el casco antiguo de la ciudad, en un lugar que se conoce como “el cerro de los ahorcados“, por su costumbre de enterrar allí a los malherchores. Fué construida en el siglo XVIII con un estilo Barroco. La torre de los Clérigos es la más alta de Portugal, con 76 metros de altura y más de 200 escalones. Pero la peripecia de subir hasta arriba merece la pena ya que se obtienen las mejores vistas de la ciudad y podréis llevaros unas bonitas fotos.

Estación de San Bento: Se trata de una de las estaciones de tren más bonitas de Europa. Tiene casi 100 años de historia, y su nombre se debe a un monasterio benedictino que fue fundado en ese mismo lugar y que fue víctima de un incendio. Se encuentra en la Plaza de Almeida Garret, en pleno centro de la ciudad, por lo que de seguro que pasarás por allí varias veces. Para empezar la fachada es bastaste imponente, sin embargo lo mejor está dentro, ya que cuenta con un hall decorado con más de 20000 azulejos pintados con gran detalle, y que representan escenas históricas de la Historia de Portugal, desde la historia cronológica de los medios de transporte, hasta escenas de la vida cotidiana de la región. Uno de los mejores lugares que visitar.

 Oporto

Mercado do Bolhao en Oporto: Es uno de los mercados más antiguos de Europa, ya que desde 1914 se vende todo tipo de alimentos y productos. Tiene varias plantas, y los comercios se distribuyen en torno a un patio central. La mayoría del mercado conserva su aspecto antiguo, por lo que es muy interesante de visitar.
Hablando del mercado, os aconsejamos que no os vayáis de Oporto sin desgustar su plato estrella, el Bacalao. Lo hacen de todas las formas posibles, y es un manjar para el paladar. ¡Recomendado al 100%! Otro de los platos especiales de la ciudad son las “Tripas a moda do Oporto”, parecido a la fabada con callos, también recomendadísimo.

Esperamos que os guste Oporto y como siempre, disfrutéis al máximo vuestro viaje!